jueves, noviembre 22, 2007

Actualízate [!]

9:44 A.M. y yo estoy en el segundo subsuelo de la biblioteca que durante las dos últimas semanas que pasaron fue mi segundo hogar. ¿Qué hago acá ahora?. A diferencia de las ocasiones anteriores, no estoy estudiando para ninguna prueba, ni leyendo ningún texto fotocopiado, no veo ninguna película arrendada, ni tampoco estoy buscando un libro de Eco. La razón es simple: estoy haciendo hora... y en una biblioteca, así de... yo.

Fui a dejar a mis papás al médico, allá a Simón Bolívar (con "Liberen a Nicolás" apañando), pensando en que haría hora allá, invitada a tomar un café mientras veía en el nunca bien ponderado libro de calles de las amarillas de Publiguía cómo saldría de allí con dirección a los estacionamientos de Lira (ahem, se trata de mí, típico que me puedo perder en ese ñoño trayecto). Pero no, ni siquiera llego al hospital cuando la pareja acuerda improvisadamente y al santiamén que se bajarán allí. Lo que sigue son dos puertas de auto cerrándose, un semáforo cambiando a verde (para mí) y yo sin ninguna otra alternativa que seguir de largo, conciente de que no puedo irme directo a la U y acrecentar el bolsillo del "Sr. Estacionamiento UC de Lira" llegando a las 9.30 am.
Lo cool de todo esto es que, pensando en qué tendría tiempo para escuchar a mi papá indicándome calles y salidas fáciles sin autitos desconcentrándome al lado, pasé por alto todas las indicaciones que se me dieron en el auto y no almacené nada. Bueno, algo, como que Irarrázaval a esta hora tenía que ocuparla en la pista hacia el oriente, pero en sentido contrario (:S) hasta llegar a 10 de Julio, no sin antes tomar Sucre para llegar a no sé qué calle que terminó siendo Manuel Montt (al final no tomé Sucre... me pasé y fui a dar a una calle X. La fórmula de pasarme, y tomar la siguiente calle siempre me funca). Gran valor el "Just Push Play" que musicalizó el recorrido santiaguino que terminó dignamente.

De Irarrázaval hasta el estacionamiento no había ningún indicio de calles para detenerse y hacer hora hasta las 11 am. Así que siguiendo la ruta del "no queda otra", decidí aumentar el capital monetario de mi U, a sabiendas que en verdad no tenía nada qué hacer. Ni siquiera traía consigo el Mp3. A lo más podía aspirar a buscar la inspiración para el ensayo de Arte & Medios, estudiar Temas con una semana de anticipacón (y contando solamente con un cuaderno recién puesto al día) o actualizar mi blog... no era mala idea, si no era ahora, en verdad no sería hasta después del 3 de Diciembre.

Ahora son las 10.17 según mi celular que en la actualidad sólo recibe mensajes de Entel Pcs y sería... Falta una hora y quince minutos para entrar a la última clase de Introducción a la Narración, y la nostalgia no existe cuando faltaste un mes a clases, no pescabas cuando entrabas por reirte con el Kuchen; y la guata se te apreta de sólo pensar que hoy te entregan la nota del último (y, once again, inventado) trabajo y de la segunda prueba. Ésa que debería borrar el charco de sangre dejado por la primera, ésa que te tomó una hora de entrar en razón, ésa que tenía unos textos muy buenos, a pesar de no haber pescado los de Bolaño (y por ende, haber sufrido en la primera pregunta). Ésa que tuvo un preámbulo de coincidencias súper loco, que se empezó mal y que te dejó con la idea de la No-Masacre. La segunda prueba de Narración po, el ramo más divo de la facultad y la que, en el mejor de los casos, te podría llevar directamente a examen (mímesis, diégesis, prolépsis, situaciones narrativas & definiciones de Chillón al por mayor).

Esto es como un making of de la histeria- que luego será colectiva- que se avecina.
Y luego de eso tenemos Temas. También entrega de notas, no sin antes una última somnífera clase de Millar. Y, once again, nunca vimos el 73.
Nunca lo vi en el colegio, y tampoco en la U (salvo en textos, pero ni siquiera, porque profundizaban hasta la elección de 1970 y la polarización). Qué onda que nunca he vivido la experiencia que un profe hable en clases de ello. ¿De aquí a 10 años se ensañará en las clases de historia sobre eso?, ¿o todavía será un tema tabú a causa de la proximidad de las fechas y las sensibilidades respectivas?. Me quedé con las ganas no más.

Falta menos de una hora, vamos que se puede!. No sé si quiero que el tiempo pase rápido por saber mis notas de Narración, conocer la fecha de mi exámen para así organizarme entre los otros tantos que se vienen la próxima semana o porque no quiero pagar más de tres lucas en ese estacionamiento carero.
Tengo la confianza que el paso de la hora es directamente proporcional al mejoramiento climático. No puede ser que luego de días de 35°, 30° y 28° tenga que convivir con brumas matutinas y frios mañaneros(más aún con strapless y una chaqueta delgada) aunque sepa que a las 2 de la tarde el calor será insoportable. Asumo que a esa hora Boost apañará con un jugo XL para celebrar o ahogar las penas junto con la Pau, la Yu y cía., antes de revisar por última vez la colección de revistas Topaze de René Millar.

Faltan 45 minutos ahora, y esta actualización se hace larga. En compensación, quizás, del tiempo sin escribir. Estaría en condiciones de salir de aquí y comenzar a ver rostros conocidos inquietos por ciertas notas narrativas; o, de lo contrario, buscar inspiración para Arte & Medios... nah! a quién engaño, no voy a hacer eso. En 42 (ya) minutos encontraré la inspiración para todo menos para un ensayo de 6 hojas que es para 6 días más. Aún así tengo que salir de aquí, la próxima semana estaré demasiado aquí como para pasar más rato ahora sólo porque sí.

Y actualicé pues... creo que iré por un café... o un agua, dependiendo de cómo esté allá en la superficie
 
posted by Jaci at 9:44 a. m., |

3 Comments:

quizás fue la mega hiperventilacion jaci style, pero me gustó el texto q escribiste... hizo sentido, pq d alguna manera, es como estabamos todos hoy dia (eeh.. salvo lo del auto)
ojala q haya ido suficientemente bien... lo q es yo, me reviento la semana q viene.. y la q sigue tambien
saludos jaci, nos vemos
chauu
  At 11:16 p. m. Blogger Pau said:
qué onda la media odisea? te faltó agregar la parte en que yo entré a la climatizada, mire hacia el subsuelo y estabas tú escribiendo este texto (te reconoci por el color de las suelas de las zapatillas).
gracias por en-secuestrarme hoy. lo necesitaba (de nuevo)

besoos, nos vemos mañana
  At 6:23 p. m. Blogger K-tron said:
La media odisea!

No se estrese, piense que aún vienen los exámenes finales.

Saludos y arriba el ánimo!