viernes, enero 19, 2007

TÍO MINEDUC... ¿ME DA UN PASE?

Con todo esto de la matrícula y de ser admitida en algún establecimiento de educación superior, se vienen los trámites pertinentes para poder acceder a todos los derechos que ésta trae consigo, y uno de esos derechos (y uno de los más importantes, diría yo) es el pase escolar.

Durante mis 12 años de colegiatura más mi bonus track de "vale otro" pude vivir sin el bendito pase escolar, el auto y la multivía tres veces por semana lo permitían. Además como el Cervellón era particular pagado (a pesar de estar ubicado en Independencia y contar con alumnas que no gozaban de gran capital monetario) no tenía derecho a pase.
Pero ahora esa realidad trasladada a mi futura vida universitaria, no me hace gracia... ni mucho menos con el Transantiago ad-portas.
Así que cuando fui a la Semana del Postulante, lo primero que le pregunté a la asistente social eran los trámites a seguir para conseguir ese tipo de tarjeta bip (las matemáticas de mi papá y los requisitos del Señor Mineduc me hacían preocuparme por ello, al punto de llegar, en un momento, a verlo lejano). Y he aquí el punto en el que me quiero detener: estuvimos todo el pasado año hablando de la discriminación educacional en nuestro país, de cómo unos logran más beneficios en desmedro de otros, olvidándonos del derecho constitucional de la igualdad, pero resulta que la discriminación ocurre también a la inversa de la norma que se piensa. Las becas y los créditos pueden ser un ejemplo, si no vives en una caja de tres por tres difícil es lograr una rebaja, pero a fin de cuentas y pensándolo de manera objetiva, hay quienes necesitan más de esos beneficios y por eso decides no tomar la vía complicada de inventarle una realidad falsa al Señor Mineduc. Pero con el Pase ocurre algo distinto. ¿Acaso hay unos más estudiantes que otros?, ¿será que del primer al cuarto quintil les envían más trabajos que requieren de mayor transporte que a los del quinto?, ¿una estudiante con auto (¡y que lo maneje!) se va a preocupar de sacar el pase escolar?, ¿no somos todos a fin de cuentas estudiantes?... ¿Entonces por qué mierda hay que hacer miles de descuentos a las liquidaciones de sueldo de tus padres para que te den una tarjeta que debería ser inherente al hecho de ser estudiante?
Las becas y los créditos son comprensibles y, por ende, aceptables, pero el pase no.
Este no es un gobierno pobre y el Ministerio de Educación cuenta con bastantes recursos y podría contar con más si no fuese por extrañas revisiones técnicas de la sexta región o por Chiledeportes.
Personalmente no logro entender la problemática a adquirir una tarjeta que te descontaría el valor del metro y de la micro en más de un 50% para cuando realices tus actividades estudiantiles (carretes y salidas extra educativas, son tema aparte), más aún cuando la plata no te cae del cielo y por el solo hecho de ser 3, las matemáticas no van contigo.

LA PÁGINA WEB MÁS FLAITE DEL PLANETA

Para sacar el pase, aparte de contar con los documentos de sueldos de tu familia, lo primero a hacer es inscribirse en la página que el Mineduc ha dispuesto para ello, a través de la Junaeb.
Y de ahí a lo más horroroso, lidiar con la página web más más flaite del planeta, funciona sólo con explorer, se para de vez en cuando, y se para a largo plazo cuando ingresas un apellido, tu rut no se digita de manera completa y te cambia la edad en el comprobante.

Señoras y señoras, otra vergüenza educacional a la lista: LA PÁGINA DEL PASE ESCOLAR
 
posted by Jaci at 11:45 a. m., |

0 Comments: