domingo, octubre 22, 2006

CÓMO SER ABANDERADA Y NO MORIR EN EL INTENTO


Octubre está a poco más de una semana de dejarnos, y mientras muchos vemos como el año se nos acaba con cada comercial navideño que la televisión pasa, en Independencia 1783, la mente de quienes cursan 3º Año Medio está concentrada en una sola e individualista cosa... el Cambio de Estandarte.
Es por eso que en un acto de solidaridad para con quienes padecen este, en ciertas ocasiones, insoportable escrutinio público, este cuchitril ha decidido darte una mano a tí, estudiante que viste de verde que en pocos días te formarás en el lugar de los 4tos Medios y que estás comiéndote las uñas por saber si todo lo que te han dicho en los último años será confirmado o no por Sor Florisia, mediante este Manual de Sobrevivencia de la Aspirante a Abanderada, para ayudarte a sobrevivir este difícil proceso que pone a prueba tu ego y, porqué no decirlo también, tu confianza .

Es una verdad universal (por lo menos para quienes conocemos la experiencia Cervellón) que después de la Semana del Colegio, todos los ojos se concentran en las presuntas nominadas, en sus Pro, y por sobre todo, en sus Contras. Y ahora que Noviembre se avecina, el clímax en dicho lugar, debe estar en su máximo punto de ebullición.

Después de una larga reflexión llegué a la (obvia) conclusión que tal como existen los mataderos encubiertos en el mundo de los 'Rostros Televisivos', o las envidias salariales en cualquiera de los trabajos de un chileno promedio, en "la infancia feliz venturosa" de la estudiante cervellina existe la nominación para llevar una bandera o amarrarse a la mano una cinta.
Es que si hacemos una retrospectiva de ese momento, la comparación no suena a hipérbole, para nada.

Todo comienza, como ya dije, tras la semana del colegio, cuando el completo acaba de ser digerido por nuestro organismo, y comienza con el nunca bien ponderado comentario de pasillo.
Como la fecha está cerca, el tema es obligatorio en toda conversación, los "me tinca que ella..", "ni cagando ella", "sí, tiene buenas notas pero no participa en nada, así que no", "por puro que su papá se lleva bien con las monjas", son pan de cada día.
Mención especial merecen los comentarios de tus -por ese entonces- amigas, apostando por Chile entero... menos por tí (destacable es el hecho que tras conocerse el trío escogido te hacen saber que "ellas siempre supieron que tú serías elegida").

Y como todo es escepticismo, lo más gracioso de todo, es que las candidatas en este tipo de elecciones, son todas, aunque la batalla ya esté perdida desde un principio en algunos casos, todo el mundo se aferra a un milagro para aparecer en la nómina (más aun si tu Profesora Jefe aviva la cueca con un "he visto de todo").

Y a falta de Franja Electoral, no falta quienes hacen campaña mediante la simple y noble labor de llevar el libro de clases o el bolso del profesor. Sí, porque los votantes son los Profesores, aunque todo el mundo sabe que el corte final lo dan las Monjas.

Pero cuando ocurren sucesos como que a Catalina Olivares, profesora de Historia, se le caiga su hoja de votación del lote de carpetas y guías con el que llega a hacer clases y que no olvidó en su auto, la competencia inicia su clímax. De eso te das cuenta cuando nadie la pesca por tratar de leer por quién votó.

La incertidumbre se acaba cuando es tu turno de votar por los seis nombres que los altos mandos propusieron, pero que en el caso de tu curso, son cinco porque la cosecha no da para más.
Cuando ves la nómina, aparte de ubicar tu nombre y confirmar lo antes oído pero por tí dudado, aprecias que tus propias apuestas se materializaron en los espacios restantes, sin importar si se cumple la teoría de "nombres de relleno" que tu actual círculo cercano te afirmó en su momento.

Si tu curso es de características similares al 3º Medio A 2004, sabes perfectamente que la situación no será tan reñida como en el "B".
Tu sala no está integrada por un grupo de personas que lleva unos seis años en JAMER y cuya chapita no les puede faltar en la blusa, el blazer o el chaleco; ni tampoco eres compañera del eterno premio "Madre Teresa"; la pastoral entera no está integrada por tus papás y los de tus compañeras (sólo el caso de la mamá de la Paulina Poblete, que tiene la gran desventaja de ser la madre de... ¿tengo qué explicarlo?, digamos que de alguien que desde pequeñita demostró su indiferencia ante todo, incluso para tal elección, pero menos para chillar por el patio); tus compañeras no cantan en el coro de la misa dominical, ni tú tampoco (detalle importante, porque el sólo hecho de entonar el Himno Nacional en el Acto Cívico ya era un sacrificio para todas); ni menos encuentras una reñida competencia por el primer lugar, a lo más, una compleja diferencia que se define con un 6,3 como promedio máximo, convirtiendo a tu curso en el hazmerreír del colegio.

La realidad del 3º A 2004, tenía para ofrecer:
  • Una candidata muy callada, muy tímida y estudiosa, capaz de ponerte nerviosa de sólo oírla disertar, una convencida de que las platas del Riggs eran para invertir en mejorar la infraestructura de este país, y cuyas mayores virtudes eran su simpatía, sinceridad y dulzura.
  • Otra candidata que por sus notas (que en ese entonces no se veían afectadas por los Juegos Diana y el mundo Otaku) ya tenía, por lo menos y a lo más, una cinta de escolta asegurada. Aunque eso, a su mamá, no le moviese ni un pelo de la emoción.
(Ambas desestimadas por Camila Brito, porque no representaban la "participación en el curso")
  • Por otra parte teníamos a la florero de la generación por excelencia, la defensora de los inocentes de las causas perdidas. De memoria vomitiva- lo cual le permitía tener un promedio decente-, colaboradora, hija de un sociable y chanta distinguible a leguas. Si la elección hubiese sido en 8º Básico, era abanderada de una, pero ser Mercader, termina siendo una gran desventaja comparativa en situaciones como estas.
  • Luego estaba la pobreza cerebral hecha humano (traté de ser leída lo menos despectiva posible, busqué miles de calificativos, pero Dios y la gente que la conoce o la conoció sabe que no hay otro apelativo para la candidata en cuestión). Rubia, de risa notable, comentarios "súper" asertivos ("los inválidos caminan sentados" uno de los más célebres), la "predilecta" del humor satírico de Miss Palacios y la única cuya presencia me sorprendió en la quina. Se acababa de meter a Jamer (al igual que quién escribe) y su presencia fue tan efímera como la de quién escribe, amiga de la calculadora a fin de año para saber saber si pasaba o no de curso, y el juguete sexual favorito de los del Industrial (con piedras incluídas).
  • La última candidata en competencia respondía al nombre de quién escribe estas líneas. Hija de una mujer que vivía un verdadero exilio en lo que a actividades colegiales se refería y de un hombre de abundante (y, a veces, insoportable) actividad socializadora, en especial en lo que a mujeres de crucifijos colgantes se refería. De notas, seh, decentes, sobre 6.0 pero sin superar la máxima, a pesar de que Biología y Matemáticas quisieron lo contrario. Número puesto en la Misa Dominical junto a su Padre desde que hizo la Primera Comunión (sin importar que años después pasase por una crisis de fe que la haría dormir hasta tarde los domingos en la mañana), y florerito en los Actos Cívicos, Lecturas de Evangelio y cosas de ese tipo. Que en ese momento, gozaba de una agradable relación con quienes la rodeaban en su sala, no miraba a todos con cara de hastío, y que estaba nominada a ser abanderada, a pesar sus cotidianos encontrones con la Inspectora General.
Tras conocerse la lista de nominadas, que no ha de ser quina en tu caso, lo más lógico es que te recomendara actuar de la manera más correcta, como jamás te has comportado, durante esta época de elección, pero eso, saliendo de mi boca, no suena creíble.
No lo es para nada, cuando tu nombre figura en la nómina que más seriedad se le da en el Colegio Santa María de Cervellón y tienes la ocurrencia (que, de verdad, hasta el día de hoy yo me celebro) de, como es rutina en tu vida, no pescar las clases de PSU Matemáticas y ponerte a leer el diario a centímetros del banco del profesor, demostrándole a la Marité que para tí es más importante saber los resultados de las elecciones municipales del día anterior que resolver unos cuantos ejercicios de operatoria.
Y sería mucho menos creíble que tal consejo saliese de mí, sabiendo que, tras ser pillada infraganti, acto seguido, ser regañada y coordialmente invitada a realizar mis ejercicios matemáticos, todo en una atención personalizada al mismo banco, se me ocurriese contestar que prefería leer el diario que hacer los ejercicios, y de paso desconociese la importancia del NEM por sentirme a años luz de la PSU (¡hueona!), todo producto de un arranque de sinceridad o no sé qué tipo de crisis existencial.
Lo cual no tuvo otra consecuencia que la más larga anotación negativa que jamás haya visto escrita en mi hoja de vida, todo en época electoral.

Bueno, pero volviendo al Manual de Supervivencia, tras confirmar que eres una de las nominadas y aferrándote, por primera vez, al criterio de tus compañeras, sólo te queda esperar a que te vengan a buscar para la, conocidísima, entrevista con Sor Florisia... y ése, es otro espectáculo.
Con el estómago en la garganta te diriges a la oficina, y luego del saludo de rigor y del comentario pro-alimenticio, tienes que responder qué te parece que tus Profesores y tus Compañeras te honren de tal manera (un consejo: si tu ideal es saber en un 40% qué sienten los que participan en la Parada Militar, recomiendo dejar la rebeldía a un lado y reemplazarla por palabras de buena crianza, porque no nos veamos la suerte entre gitanos, tanto tú como tantas cervellinas que hemos llegado a esas alturas de la competencia, en ese momento, no pensamos en nada más que en salir elegidas después de tanto hueveo). También has de responder la pregunta estimulante al ego, pero que ha de ser modestamente contestada... "¿qué condiciones tienes tú para ser abanderada?", y también ha de preguntarte si vas o no a Misa, aunque al segundo se conteste sola, y cuántos sacramentos has realizado, no haber hecho la confirmación no te juega a favor, ni mucho menos ocupar las palabras de 'Otaku' Alfaro y decir que has hecho tres de "esas cosas" .
Tras eso, la última pregunta de rigor: "¿Qué cambiarías de tu colegio?". Como respuesta recomiendo la que utilizó la Porta Estandarte de mi curso, "darle más importancia al deporte en el colegio", por ningún motivo ir con "mejorar los baños del colegio" para qué luego te miren feo y te respondan "pero son las alumnas las que mantiene así los baños", ni mucho menos seguir los pasos de quien a pesar de su lengua, igual terminó siendo escolta y proponer que "las monjas permitan el libre acceso a su casa".
¡Ah!, puntos adicionales en esta última prueba, que te permitirán portar el mástil y la respectiva bandera (si la suerte te acompaña, la de Chile, y si ésta te desampara, la del Colegio) es ponerte a llorar en la entrevista.

Y no te asustes cuando te digan que "no importa que no seas elegida, pues estar aquí ya es un premio"... a todo el mundo le dicen lo mismo.

Ahora, querida ex-compañera de colegio que te encuentras en una situación que yo ya viví, sólo te queda esperar. En el peor de los casos podrás recibir una flor y disfrutar de una barra de Orly para tí sola (o junto a tu familia), aunque como tú no perteneciste a mi generación, lo más probable es que desembolsen bastante más en tu presente.
De lo contrario, aparte de irte a casa con una flor y un Orly bajo el barzo, prepárate para capear clases de extraordinaria manera, dar pruebas en todos los rincones de las salas administrativas, vivir la experiencia de convivir a centímetros de una Maritza más histérica de lo normal, recibir retos por tu lentitud o tu falta de coordinación, llevar en tu cabeza el "uno...dos... tres" por un mes, y marchar como soldado conscripto condenado.
De seguro este año y los venideros, en una voltereta de antología, decidirán que no es tan aburrido que el desfile cuente con tanta vuelta, y no les quitarán segundos de participación, como a nosotras.

PS: De ser elegida, que no te importe que a las pocas horas de conocer la resolución de la monja, la Marité te diga que "no representas el espíritu de la abanderada", porque: punto uno, ese espíritu no existe en una institución que todo lo coarta, y dos, ocasión de morderse la lengua a la mini señora no le faltará.
 
posted by Jaci at 8:16 p. m., |

7 Comments:

Qué tal Outsider!

La verdad... en mi ex colegio nunca hicieron esa ceremonia de llevar el estandarte... nunca supe por qué sería...
Lo que sí recuerdo, con las definiciones que escribiste, es que en mi curso no andaban muy preocupados/as de las notas, salvo el infaltable mateo del curso y quien escribe (y no sé quién más... pero pasaron todos de curso)

Y una cosita: En el blog de los Culpables, un anónimo respondió a un comentario mío con que "Franz Ferdinand y Paulina Rubio son lo mismo"... Comentario típico de persona huequita (de sesera, se entiende)... Preferí no perder mi tiempo respondiéndole...

Aguante Franz Ferdinand y The Clinic!!

Besos y suerte, Carrie Kasabian
que tal sita outsider!!!!

buen post, notable de colegios religiosos (estube en ellos desde siempre para nunka mas jajaja)

como es tradición todos los años se realiza el cambio de mando (asi le llamaban en mi kole),
y lo que me sorprende son todas aquellas candidatas fanatisadas que hacen hasta lo imposible por lograr tan preciado estandarte, bueno es algo que nunka logre entender.

solo puedo contar mi experiencia de un rotundo NO al estandarte jajajaja y si, tenia la estatura, los meritos, y todas esas kosillas pero;

¿Cual es la idea de cagarse de kalor estando todo el dia de pie, y mas ensima sosteniendo un fierro que pesa mas k la !"·$%&/(/&%$·"!?

bueno nunka me llamo la atencion asi k dije k no jajaja


saluditos, cuidese!!!
  At 9:27 p. m. Anonymous Gabriel said:
Hola, mmm creo que tu comentario debería ser dirigida a nuestros excelentísimos miembros del Tribunal Constitucional, ya que así podria este organimos reconsiderar la aprobación del Tratado en contra de la Tortura y Tratos Inhumanos; sin duda, debe haber sido una pesadilla ser postulante como abanderada, pobre la criatura que le correspondio llevar la franjita cruzada...
Se fuerte por favor, ya pasara, de aca rezaremos por tii jaja
Un beso de tu humilde pero fiel peregrino lector
Jozhe
hola Outsider....gracias por sus saludos afectuosos...y sabe...buscando en mis archivos me encontré con que su foto que es la con la que aparece en los posteos de culpables...es una foto que la asimila a PJ harvey...asi que eso...una idiotez pero bueno.....si encuentro la foto se la mando pa que la vea....jja..

ya mucho,,,,..saludos cordiales y nos vemos el sabado
  At 6:46 p. m. Anonymous Pía said:
Y pensar que para una esas cosas le parecían relevantes. Me recuerdo anhelando tantas de esas cosas que luego me decepcionaron.
Poquito después nos suspendieron, nos echaron, Don Floro no me quiso en el discurso, y cierta tipa Rojo hizo un comentario atingente. Tanta hipocresía, tanta incoherencia, toda la alcahuetería, ¡tanto de todo y de lo mismo!
Me alegro tanto de haber dejado ese lugar, al que pertenecíamos y no. Me quedas tú, la Tania, y sería...!
Matemáticamente hablando, Cervellón es al país lo que Plus Ultra a la comuna.
Insisto en que quedé coja...te faltó el "B"; tus verdaderas compañeras.
Millones de besos, y I'm glad I could help.
  At 10:13 p. m. Anonymous Outsider said:
Me alegra que me hayas posteado... finally!.
Estaba esperando tu respuesta a una realidad que fue tan nuestra.
Pucha, que lata lo del cojeo, pero realmente no sé qué decir en ese caso de mi querido 4º B. A pesar de toda la cercanía y cariño que experimenté con tu curso, no viví de manera tan directa y tan cruda el hecho de ser nominada, como lo viví en el curso en cuya lista figuraba.
De ustedes sólo decir que la competencia era estrecha, que en un primer momento se les olvidó nominar a la Ángela, y que luego resultó ser la porta estandarte, y que supongo, al igual que el resto, te sientes en un ostracismo social, hibridismo entre el nervio y el deseo (bueno o malo) de otros. Más no sé, porque no fue mi contexto, no fue mi nómina.

En cambio del "A", me acuerdo perfectamente.
Detalle anecdódito que olvide mencionar, hay gente que terminó amistades tras ese proceso, y no, no fui yo. Eso pasa cuando de un mismo grupo de amigas se nomina a dos personas... me refiero a la porta estandarte de la bandera chilena, si aún no caes en cuenta.

Y, una vez más, gracias por ayudarme el sábado, te lo voy a deber de por vida, niña.

Besos a tí y a los habitués de siempre.
  At 12:24 a. m. Anonymous Pía said:
Sabes, tengo un blog en que recibir este tipo de respuestas...¬¬

BESO!