viernes, febrero 09, 2007

SE VIENE, SE VIENE

Como todos los que nos consideramos habitantes de esta larga y angosta faja de tierra sabemos, el día de mañana, los hábitos de muchos santiaguinos serán modificados de manera radical y permanente. Todo esto porque, después de tres aplazamientos en los últimos dos gobiernos, en dos horas y media más, el proyecto estrella de la "Era Concertación", el Transantiago, se pone en marcha.

Ayer me llegó el hiper-mega mapa que te sirve para todo menos para verlo con calma en el paradero. Y fue justo ayer que comencé a entender este nuevo sistema de transporte público.

Mi vida no va a ser tan complicada: puedo irme hasta Salomón Sack y tomar el bus local B03 hasta Cerro Blanco (asegurando la integridad de mi estómago de una, gracias a Geno) y de ahí, vía metro, llegar a PUC; puedo, también, tomar el bus B07 en Dgo. Sta. María, sin caminar ni un centímetro de la puerta de mi casa e ir a dar a Cementerios; o puedo tomar cualquiera de los dos buses anteriores, bajarme en Independencia, tomar luego un local B14 y llegar hasta Cal y Canto ( y dar por perdidas, cualquiera de esos días, mis pertenencias).
Ahora si Avenida Independencia se transforma en mi realidad cotidiana a partir de marzo, puedo optar por la tercera opción, o mañosear con la primera, pero desde Av. Independencia.
Cualquier cosa menos lo que me recomienda el planificador de la página de Transantiago: caminar hasta Vivaceta con Antonio J. Vial y de ahí tomar un alimentador y luego un troncal.

No va a ser tan terrible. Menos para mí, una persona que fue más yunta del automóvil particular y del metro que de la 154, la 130 o cualquier combinación de tres dígitos existente.
Mi único dilema es la célebre frase "con Transantiago, el metro recibirá al doble de usuarios".
Si la Línea Uno es caótica en horas no pick y sin Transantiago, no me puedo imaginar mi subsistencia viajando por la Línea Uno a las siete de la mañana, en pleno horario pick, y con Transantiago funcionando.

Ahora, si usted pasaba la mayor parte de su día en los paraderos de la Alameda, Santa Rosa, Independencia, Providencia, Irarrázaval, Pajaritos, La Florida o Vespucio mientras recorría todo Santiago y no soporta la palabra "Metro"; lo más probable es que su cabeza esté hirviendo en estos precisos instantes, y su bolsillo, pasando el mayor de los sustos, entre tanto Alimentador y Troncal dando vuelta por la televisión. Como le sucede a mi nana, por ejemplo, que de dos micros que ocupaba para transportarse entre Puente Alto (su casa) y Vitacura (su otro trabajo), no le quedará otra que ocupar dos buses locales (uno en Pte. Alto y el otro en Vitacura) más el Metro, para así ahorrarse los tres buses troncales más los dos alimentadores. Hazaña imposible de hacer en 90 minutos, en todo caso.

Duerma tranquilo, de todos modos, pues en el Ministerio de Transportes acaban de anunciar que mañana, el domingo y hasta el lunes el pasaje en el nuevo sistema de transporte provincial será gratuito tanto en buses troncales como en los alimentadores, así que podrá probar subirse a cuanto bus quiera durante esos tres días y sin remordimientos monetarios. Los mismos remordimientos carecerán desde el martes y hasta el viernes sólo en los buses alimentadores, para que conozca bien la zona en la que habita o trabaja.

Y recuerde que todo los recorridos de micro que aprendió en su niñez, reforzó en su juventud y reconocía fácilmente en su adultez; a partir de mañana, mueren.
Mañana no los busque porque no los ha de encontrar. Elimine de su memoria toda esa información y reemplácela por la que viene en el hiper-mega mapa o por la que le pueden ofrecer en el saturado Call Center y sin la cual (a falta de auto, colectivo, taxi, bicicleta y/o internet) es mejor hibernar en casa este verano.

Todo sea por la modernidad y desarrollo de nuestra capital.

Etiquetas:

 
posted by Jaci at 8:42 p. m., |

1 Comments:

Mmmm yo no se porque te preocupas tanto del Transtortuga...pq no te vas caminando para la U..como lo hacemos aka en Iquique, jajaj
Un bexo
Mira a los lados antes de cruzar..
Gabriel